Main Page Sitemap

Ese hombre del casino provinciano


Joaquín.
La hazaña de Cara-Ancha tuvo repercusión en toda España y su recuerdo permaneció muchos años después entre los taurinos, incluido Machado.Madrid, el 25 de mayo de 1875, de manos.Apenas se ejecutaba de forma canónica desde los tiempos de Pedro Romero, un siglo atrás.A Cara-Ancha le tocó compartir la época dorada.DEL pasado EFÍmero, este hombre del casino provinciano que vio a Carancha recibir un día, tiene mustia la tez, el pelo activar bono aladinia cano, ojos velados por melancolía; bajo el bigote gris, labios de hastío, y una triste expresión, que no es tristeza, sino algo más.José María de Cossío, de no haber coincidido con ellos dos, hoy sería recordado como la máxima figura de aquel tiempo.Frascuelo y, lagartijo, e intentó ser rival de este último.
Eso explica que la evocase en su poema tantos años después, aunque aún vivo Cara-Ancha.
José Sánchez del Campo, Cara Ancha, litografía.Aún luce de corinto terciopelo chaqueta y pantalón abotinado, y un cordobés color de caramelo, pulido y torneado.LE aburre; SÓLO EL humo DEL tabaco.Así lo narró el propio matador a un su amigo, en carta que reproduce Cossío : Un día me salió un toro de Aleas, grande y bravo, que me tomó bien la muleta, y sentí un escalofrío, comprendí que la suerte estaba allí: le metí.Cara-Ancha, carta a un amigo, citado por Cossío.Hasta que lo logró la tarde del 19 de junio de 1881, ante el toro Calceto, de la ganadería de Aleas, en la plaza de Madrid.



Lagartijo, con el toro, apreturas de Veragua.


Sitemap